Sra. María Luisa Herrera de Dougherty

1Nacida en Guatemala el 4 de marzo de 1938. Es hija de Salvador Alfredo Herrera Cordón y Anna Schulte Vogel. Sus padres, él guatemalteco y ella mexicana (con descendencia alemana), se conocieron en California mientras su mamá estudiaba en dicho estado. Luego, se fueron a Colima México para casarse, regresaron un período corto a San Francisco y un tiempo después se establecieron en Guatemala para que su padre pudiera manejar los negocios familiares.

Todos sus estudios los realizó en el Colegio Americano de Guatemala. Posteriormente obtuvo el título de BA en Business Administration en College of Notre Dame en Belmont, California. Trabajó durante catorce años en Grace y Compañía donde adquirió experiencia en varios ámbitos, ya que la visión de su padre era que se entrenara para luego aplicar todo su aprendizaje en los negocios familiares junto con él. En dicha empresa trabajó en el departamento de café, de mercadeo, de vapores, hasta que llegó a ser la Secretaria Asistente del Presidente.

Su padre fue uno de los fundadores del Guatemala Country Club, así que prácticamente ella nació en él. Sin embargo, nunca practicó el golf de niña. Ella lo atribuye a que su mamá no jugaba. A pesar de esto, asistían al club desde muy pequeños y guarda muchos recuerdos agradables.

3Nos cuenta que antes el Club era muy diferente. La entrada era por una callecita de tierra que casi nadie conocía, por lo que era muy fácil perderse. La casa club era mucho más pequeña y no existían ni el ala donde actualmente se encuentran los lockers, ni el área de la actual cocina. El putting green estaba ubicado donde ahora está la piscina y no había ranchos. Así que para ella, ha habido un cambio impresionante que considera positivo.

Más adelante, se casó con Gerardo Dougherty. Fue él quien insistió y la motivó para iniciarse en el golf, ya que era un fanático del deporte. Ella por sus múltiples compromisos profesionales no encontraba el momento para practicarlo, y fue hasta cuando tenía 48 años, que se decidió a empezar a jugar golf. Años más tarde, su esposo falleció y ella aún conserva esa pasión por este bello deporte.

4Actualmente dedica mucho tiempo a su familia. Junto con su esposo Gerardo, tuvo dos hijas, ambas profesionales con una familia formada. Luisa María tiene tres hijos, Gustavo, Marianne y Cristián; dos de ellos golfistas. De hecho se siente muy orgullosa de que Gustavo fue Campeón Centroamericano Juvenil y por otro lado, Christian ganó la categoría B en el Torneo Nacional del 2015. Su otra hija María Isabel, también tiene tres hijos: Sofía, Sebastián y Cristóbal. En total, tiene seis nietos y un bisnieto.

Nos cuenta su primera experiencia en un Torneo Centroamericano. Ella empezaba a jugar golf y la incluyeron como relleno del equipo hondureño por su hándicap alto. Estaba muy nerviosa y por lo mismo le pegó a la bola de una panameña, lo cual generó un castigo para el equipo de Honduras. Ella aún recuerda con gracia que ese fue su inicio.

2Otra anécdota que recuerda, es que cuando adelantaron el tee de damas del hoyo 16 para que no pasaran por el barranco, ella le comentó a Rosa María Paiz “qué bueno, ahora no me voy a ir al barranco”, y cuando le tocó tirar taconeó la bola casi pegándose en los pies y la metió al barranco que estaba al lado izquierdo.

En su trayectoria ha ganado varios torneos importantes de golf. Pero considera que su mayor logro es haber sido nombrada capitana del Equipo de Damas del Country y del Equipo Centroamericano, ya que esto le ha permitido colaborar en la profesionalización del golf. Se ha mantenido constante en esa posición por quince y trece años respectivamente. Esta experiencia le ha traído muchas satisfacciones, principalmente integrar a toda la comunidad de damas, al punto que se consideran una gran familia. Todas luchan por un mismo fin, que es hacer crecer este deporte en un ambiente de armonía.

5Antes del golf estuvo involucrada en otras actividades deportivas. Desde su época de colegio practicaba gimnasia (tumbling), softball, equitación, esquí acuático e incluso llegó a ser subcampeona nacional de natación. Ahora, por la falta de tiempo sus únicos hobbies son el golf, el tejido en tricot, ya que se entretiene mucho haciendo cositas para su bisnieto y viajar. Aún se mantiene muy ocupada con sus negocios, pero definitivamente siempre busca el momento para jugar su amado golf.

Para María Luisa este deporte ha traído muchas satisfacciones. Lo considera un reto constante a nivel personal, pero también ha tenido la oportunidad de apoyar a sus equipos. A través de los años, se ha ganado el respeto del resto damas por su pasión y entrega al golf.

Sabe que los tiempos han cambiado y recomienda a las nuevas generaciones que si desean sobresalir en geste deporte sean constantes en su práctica, pero sobre todo, lo amen como ella lo ha hecho.

6

 

Lic. Emilio Barrios Flores     Lic. Juan Ruiz Skinner-Klee

 

Pin It